Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ CUERPO Y MENTE

 
 
Una terapia para el cuerpo y el alma.
 
Ayurveda, la sanación integral
La medicina ayurvédica es una terapia complementaria a los tratamientos tradicionales. Se trata de una alternativa de sanación que, junto con la fisiología, abarca los planos más profundos del ser humano.
 
Equipo Redacción Punto Vital
 

De acuerdo a los textos más antiguos de esta medicina, la Ayurveda, la ciencia de la vida, posee un amplio concepto, que amalgama todas las facetas del ser en el mundo. Se trata de la unión de la mente, el cuerpo, los órganos de los sentidos y motores, el Ser o Alma, el comportamiento y el universo que rodea, y que también forma parte del individuo.

La doctora Susana Urrutia Riveros, médico pediatra, es la especialista más experimentada en esta terapia en nuestro país. Un alto en su acelerada vida profesional y personal, le acercó a la disciplina y, desde entonces, le dedica a ella tiempo completo.

¿Cómo se inició en este tema?
“Seis años después de recibirme de médico y haber hecho mi especialidad en pediatría y posgrado en Estados Unidos, sentí que era necesario detenerme en mi vida de estrés y tensión. Reflexioné que necesitaba introducir cambios en mi vida personal, que se vieran reflejados en mi diario vivir y, sobre todo, pudieran expresar salud y balance ante mis pacientes. En ese entonces no sabía que cuando se requiere de algo que es bueno para uno y, por ende, bueno para todos, el universo entrega lo pedido,”, cuenta Susana.

Fue así como, primero, se inició en la meditación trascendental, cuya práctica constante comenzó a provocarle profundos cambios fisiológicos: “atendía con mayor tranquilidad y armonía a mis pacientes, mi energía volvía a revitalizarse después de cada meditación, mi colon irritable crónico ya no existía y los problemas del diario vivir ya no constituían dificultades insuperables”, comenta.

A su juicio, este despertar de su conciencia, le permitía conectarse con la dimensión más balanceada de la mente, extendiendo dicho equilibrio a su organismo. “Luego,llegó el primer curso de Ayurveda a Sudamérica, hace 21 años, y allí estaba sentada con 40 médicos sin saber siquiera cuál era el significado de esta hermosa palabra”.

¿Cómo se realizan los diagnósticos?
“El diagnóstico Ayurvédico complementa elementos convencionales, como una larga y extensa historia clínica, ya que nos interesa no sólo saber qué enfermedad tiene nuestro paciente, sino también que es relevante saber quién es nuestro paciente, es decir, cuál es su tipo constitucional, cuál es su estado de balance, etc. Y cuando realizamos un extenso examen físico, no sólo vamos al punto enfermo, es interesante conocer detalles como, por ejemplo, las palmas de las manos, cómo es la textura de la piel, la trama venosa, el color de la esclera del ojo.

En cuanto al método de diagnóstico, se usa uno que es milenario: el pulso ayurvédico, “que permite conocer los principios metabólicos sutiles que gobiernan todo nuestro eje mente-cuerpo, donde efectivamente se gestan nuestras enfermedades”.

 
La terapia ayurvédica va dirigida a los planos más profundos de la fisiología, a las dimensiones que dirigen y gobiernan desde los niveles superficiales a los más profundos de nuestro sistema, incluyendo no sólo lo orgánico, sino también lo emocional y mental
 

¿En qué consisten los tratamientos?
“La terapia ayurvédica va dirigida a los planos más profundos de la fisiología, a las dimensiones que dirigen y gobiernan desde los niveles superficiales a los más profundos de nuestro sistema, incluyendo no sólo lo orgánico, sino también lo emocional y mental, de manera de activar los mecanismos de autorreparación  de nuestro propio cuerpo”, explica la profesional.

Las terapias ayurvédicas son individuales, es decir, la misma enfermedad en distintas personas se trata con acciones diferentes, e incluyen rutinas diarias para la mente, fórmulas para generar balance en el sistema metabólico, energético y digestivo, un programa de alimentación para generar equilibrio desde el nivel cuántico de la fisiología, fitofármacos ayurvédicos, masajes ayurvédicos (para activar la inmunidad, aumentar la serotonina, bajar las hormonas de estrés, etc.) y terapias de purificación y rejuvenecimiento, llamadas Panchakarma.

 
 

¿La medicina Ayurvédica está restringida a cierto tipo de enfermedades?
“No va dirigida a todo tipo de desbalances. Las enfermedades agudas, por ejemplo, una neumonia bacteriana, se trata complementando las terapias convencionales (antibióticos) con terapias Ayurvédicas, de manera de acelerar el proceso de curación y acortar el tiempo de antibióticos, si la fisiología del paciente lo permite y evitar además lesiones residuales. Y las enfermedades crónicas, como artrosis, artritis, jaquecas, cáncer, entre otras, se benefician con las terapias Ayurvédicas, ya que podemos estacionar el proceso de enfermedad, o desarrollar un evolución más lenta o finalmente, en algunos pacientes, revertir su condición patológica”, explica la doctora Urrutia.

Además, señala Susana, el Ayurveda entrega un verdadero manual de vida en un elemento clave: la prevención de las enfermedades, señalando acciones concretas,para no violar la leyes naturales que rigen nuestra salud.

 
 
Punto Vital Mayo 2007 ©
 
Artículos Relacionados
Masajes de relajación: mucho más que un placer
El yoga ayuda a encontrar la felicidad dentro de uno mismo