Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ CUERPO Y MENTE

 
 
Para autosanarse a través de la activación de los centros energéticos
 
Método Alkymia: para volver a nuestro centro
Como un método de autosanación. Así es clasificado Alkymia, sistema creado por Lita Donoso, psicóloga clínica transpersonal chilena que conversó con Punto Vital acerca de este programa, el que describe como “inherente al ser humano” y capaz de “recuperar poderes perdidos u olvidados” en cada persona.
 
Carla González C.
 

La restauración de la salud debe ser para muchos, uno de los objetivos más grandes en la vida. Esto, porque actualmente son demasiadas las personas que se manifiestan enfermas y sea cual sea la razón, se van volviendo (quizás sin querer) en esclavos de fármacos y tratamientos que no ofrecen la ayuda necesaria para lograr la recuperación.

A lo anterior además se suma el poco conocimiento que tenemos de nosotros mismos y de las funciones que nuestro propio cuerpo puede cumplir en beneficio de la salud. Así, dejamos todo en manos de soluciones externas al cuerpo, cuando es desde nuestro interior donde podemos encontrar respuesta a muchas inquietudes y padecimientos.

De alguna manera, el método Alkymia es una herramienta que permite que las personas miren en su interior para desde ahí lograr la sanación. Es la llamada “automaestría” de la cual habla este sistema y que permite, entre otras cosas, “redirigir sentimientos y pensamientos hacia el fin deseado”.

Así lo expresa Lita Donoso, psicóloga de la Universidad de Chile, directora de Alkymia Global y creadora de este método, el que a pesar de cimentar sus bases en los inicios de la humanidad – donde la tradición oral era lo primordial de las enseñanzas – posee valiosa información actual, la que es sustentada mediante los testimonios de todas las personas que han vivido la experiencia.

Para Lita, “no hay nada más que descubrir respecto a este método”, al menos en el aspecto teórico, pues afirma que en cuanto a las “enseñanzas originales, sí hay mucho más que descubrir, pero ese llamado cada quien lo sentirá en su corazón”.

En cuanto a la definición de Alkymia, su creadora manifiesta que se trata de “un sistema que consiste en activar cuatro centros energéticos asociados a cuatro glándulas: el timo (asociada al centro cardiaco), la tiroides (asociada al centro del habla), la glándula pineal (asociada al centro pineal) y la pituitaria (asociada al centro pituitario)”.

 
Según el método Alkymia, “la función energética fundamental de la glándula pineal es abrir el acceso al portal de entrada hacia un proceso creativo ilimitado”.
 

Según cuenta, son estas cuatro glándulas “las responsables de procesos biológicos de máxima importancia para la vida humana a través de la secreción de hormonas que ellas mismas producen”. Lo que sucede, es que con el paso de los años – específicamente a partir de los 7 años de edad - estos órganos comienzan a perder su función, dejando con esto de producir la misma cantidad de hormonas como lo hacían en un inicio.

Si bien las causas de esta disfunción no pueden ser explicadas, sí se sabe que la falta paulatina de estas hormonas es la causa del daño en la salud y también en la juventud, esto a consecuencia del deterioro “de funciones tan importantes como el sistema inmunológico del organismo y los ritmos circadianos del sueño, del ánimo”, etcétera.

 
El olvido es la base de la enfermedad
 

Lita Donoso explica que el origen de las disfunciones antes mencionadas “se originan fundamentalmente a causa de haber olvidado las funciones energéticas de estos centros”. De allí que asegura que el método Alkymia “contiene las claves de cómo acceder nuevamente a las funciones energéticas de estos centros y así iniciar un nuevo proceso creativo”, en donde pueda lograrse entre otras cosas, “la autosanación de cualquier enfermedad”.

En relación a la manera en cómo trabaja este sistema, la psicóloga cuenta que existe una serie de ejercicios – no físicos sino más bien relacionados con el pensamiento y el sentimiento - que se practican con el objetivo de activar el centro pineal-pituitario y desde allí canalizar la energía en pos de la recuperación. La idea es, entre otras cosas, “gobernar el foco de atención y el campo emocional y aprender a confiar en el ‘ser energía’ que somos”.

A pesar de que esta técnica de desarrollo está descrita, la especialista subraya en la idea de que “este programa es inherente a cada ser humano” y por ende, “se hace dirigiendo sentimiento y pensamiento hacia el fin deseado, conectando con una fuerza creativa universal que se llama a-mor, lo que significa sin muerte”.

 
Para explorar el método Alkymia existen ejercicios que tienen como fin “la activación del centro pineal-pituitario”. Si bien Lita Donoso menciona que el programa es inherente a cada persona, en líneas generales se trata de acciones relacionadas con la relajación y el equilibrio de las emociones.
 
Todos pueden (auto) sanarse
 

Teniendo en cuenta las bases de este método, la directora de Alkymia Global manifiesta que sus beneficios son muchísimos, tantos que asegura que “la teoría es que no hay ninguna patología física o mental que no pueda ser abordada” con este sistema de enseñanzas.

Así, cuenta que desde las alergias crónicas, hasta padecimientos como la psoriasis, el colon irritable y el cáncer han sido blancos de la autosanación y además afirma que hay casos de personas con poco pronóstico de vida que han podido restablecer su salud e incluso “sanaciones que han corregido alteraciones genéticas incompatibles con la vida”, sostiene.

Con respecto a cómo procede Alkymia, la psicóloga comenta que se trata de un método muy sencillo y que no contempla la utilización de ninguna otra terapia, sino sólo de la guía de un facilitador certificado en el tema. Según sus palabras será esta persona quien posea las herramientas necesarias como para “orientar el proceso del paciente”.

 
     

Por último, Lita Donoso sentencia que la aplicación de este método puede acompañar durante toda la vida a una persona y que no sólo es requerimiento estar enfermo para utilizarlo, pues tal como señala, “aborda todos los aspectos que involucran la vida humana”.

Además, manifiesta que este sistema de enseñanzas funciona como un método de autorrealización, esto pues según cuenta “las claves para autosanarse son las mismas que se utilizan para terminar con las limitaciones y carencias de cualquier tipo”, ya que tal como asevera, “el ser humano vive en la realidad que ha creado para sí mismo”.

En esta misma línea, la especialista dice que si una persona sabe utilizar el cerebro en forma correcta y además aprende a usar sus poderes curativos inherentes, tales como la intención, el sentir y pensar, “en conexión a nuestra fuente de vida que es el amor, entonces eliminará el error (enfermedad o carencia de cualquier tipo) de la experiencia”, sostiene.

 

Para optimizar los resultados de este sistema de enseñanzas, Alkymia posee un manual en donde se precisan los siguientes puntos:

1) Hacer el ejercicio base en la mañana y en la tarde/noche, disponiendo de al menos 10 minutos de práctica. Para la noche se aconseja agregar la orden creativa de dormir bien, protegido (a) y tener un sueño reparador.

2) Explorar nuestras posibilidades creativas cada vez que las circunstancias lo requieran recordando que toda dificultad es una oportunidad para servirnos de nuestras facultades co-creativas con la fuente.

3) Esta metodología no es compatible con la ingesta de drogas, estupefacientes y consumo habitual de bebidas alcohólicas.

Fuente: alkymiaglobal.com

 
Punto Vital Junio 2010 ©
 
Artículos Relacionados
Sistema Isha: una alternativa para sanar
Un viaje hacia nuestro interior

delicious   digg   technorati   yahoo   meneame