Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ ALIMENTACION
 
 
 
Inculcar buenos hábitos alimentarios y mantener una dieta equilibrada son claves para evitar la obesidad infantil.
 
Alimentación saludable para niños
Qué le doy para comer a mi hijo? ¿Qué es lo que necesita para estar bien alimentado? Estas son algunas dudas que muchos padres tienen al momento de asumir el desafío de cambiar la alimentación de los niños, adoptando hábitos más saludables que les permitan mantener un peso ideal
 
Equipo Redacción Punto Vital
 

No es fácil cambiar el régimen alimentario de la noche a la mañana. Este es un proceso largo que, sin duda, implica importantes transformaciones en la rutina diaria de grandes y chicos.

Pero ¿a qué nos referimos cuando hablamos de alimentación saludable? Básicamente corresponde al consumo balanceado de alimentos que aportan los nutrientes esenciales (minerales, vitaminas y proteínas) para el buen funcionamiento y condición saludable del organismo. Tal es el caso de las hortalizas, frutas, lácteos, carnes magras, cereales integrales y aceites vegetales.

Lamentablemente, los patrones alimentarios de la población infantil muestran un creciente consumo de otro tipo de alimentos, aquellos que transportan calorías vacías o que no contribuyen a la salud del organismo y que corresponden en general a golosinas, galletas, dulces, bebidas azucaradas, facturas, y algunas comidas rápidas. Tales alimentos deben ser consumidos sólo de manera ocasional, privilegiando siempre un régimen de alimentos más saludables.

 
Guía para una alimentación infantil sana
 

Según las Guías para una Vida Saludable del año 2005, elaboradas por el Ministerio de Salud de nuestro país, se recomienda adoptar las siguientes pautas generales para la alimentación de los niños.

  • La leche (lácteos) es importante para el crecimiento del niño, por lo que se recomienda consumirla 3 veces al día.
  • Se recomiendan la fórmula 5 al día, esto es, al menos 2 porciones de verduras y 3 de frutas diariamente.
  • Respetar los horarios de comida establecidos (evitando el “picoteo”).
  • Dar al niño un buen desayuno con leche, pan y en lo posible fruta, favoreciendo así su salud y rendimiento escolar.
  • Preferir colaciones con leche, yogur o frutas.
  • Inculcar al niño a lavarse bien las manos antes de comer y los dientes después de consumir alimentos.
  • El pescado y las legumbres son alimentos saludables que deben ser consumidos, por lo menos 2 veces a la semana.
 
Punto Vital Agosto 2006 ©
 

delicious   digg   technorati   yahoo   meneame