Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ ALIMENTACION
 
 
 
Más educación y trabajo en prevención son algunas peticiones para el nuevo presidente
 
El gobierno y su tarea pendiente con la nutrición de los chilenos
Chile está a días de tener un nuevo presidente. La ciudadanía ha hablado y el gobierno que a partir de marzo llevará las riendas de esta nación tiene sin duda muchas tareas en torno a diversas temáticas, una de ellas es la nutrición, tópico en el que nuestra población presenta aún muchas falencias.
 
Carla González C.
 

Pese a que se están generando cada día más campañas, actividades y proyectos de ley relacionados con la nutrición, la realidad en nuestro país dista mucho de lo que todos soñamos: nulos índices de obesidad infantil, “cero” sedentarismo, alimentación saludable y buenos hábitos nutricionales, entre otros.

La tarea del Estado en este sentido ha sido la de trabajar tenazmente en la búsqueda de soluciones o al menos estrategias que aminoren la lamentable realidad que hoy vivimos. La campaña “5 al día”, los quioscos saludables, el EGO Chile y el incentivo por hacer que la actividad física sea un hábito de vida, son algunas de ellas.

Sin embargo, también se reconoce lo difícil que es crear conciencia entre tanto estímulo que va en contra de lo saludable. Es por eso que la educación y sobre todo la prevención de enfermedades – ya a estas alturas pandemias – como la obesidad, es un punto clave para seguir trabajando a lo largo del tiempo. La idea es que haya resultados aún más eficientes.

Para mirar a través de las gafas de los profesionales en nutrición del país, quienes son finalmente los que tratan directamente con las personas, sus inquietudes y conocen de los problemas que hoy aquejan a nuestra población, Punto Vital convidó a algunos de ellos a una suerte de “minuto de confianza”, donde mediante la pregunta: como profesional de la nutrición, ¿qué le pediría al nuevo gobierno?, pudieron dar rienda suelta a solicitudes que para ellos tienen a estas alturas prioridad a nivel estatal.

 
“Es mejor prevenir que curar”
 

Sin duda, algo que no nos caracteriza ni a nosotros como chilenos ni a los países del occidente es el trabajo sobre la prevención de enfermedades, al contrario, solemos dar importancia y todos nuestros esfuerzos a la cura de las patologías y no a la manera en cómo prevenirlas.

Así lo plantea la nutricionista Carolina Wittwer Le-Bert, quien es enfática al señalar que una de las cosas que ella como profesional le pediría a este nuevo gobierno es que “miraran la experiencia de otros países que tienen más de 200 años de historia que nosotros”.  

Al respecto, afirma que se debería pensar más en “invertir en prevención y con estrategias unificadas y no tan solo con iniciativas puntuales que benefician a unos pocos, ya que todos necesitamos aprender a comer”, sostiene y añade que si no se pone ojo sobre esto y “en virtud de las estadísticas, va a resultar caótico manejar y cubrir las enfermedades ligadas a una mala alimentación en el futuro”.
En esta misma línea, insiste en que en nuestro país, la salud “es netamente curativa” y sentencia que recién se hace algo por curar a una persona, una vez que se reconoce en ella una enfermedad.

En este contexto asegura que lo realmente importante es saber que “no se anticipa que en virtud de cómo comemos y lo poco que usamos esa energía al ser tan sedentarios, la olla a presión ya está cocinado a fuego lento una epidemia de patologías ligadas a los excesos, que tan solo seremos capaces de reconocer en unos 15 años más, cuando el gobierno de turno tenga sobre sus hombros el peso de las decisiones presentes. Es mejor prevenir que curar”, manifiesta.

 
En primer lugar, educación
 

A lo anterior, se suma la labor educativa que debería estar presente aún más dentro de colegios y, en general, en la población chilena. Así, conocer los tipos de alimentos, sus nutrientes y qué significan, saber cuántas calorías debiéramos consumir y entender aún más cómo se leen las etiquetas de los alimentos, debieran ser ya cosas de conocimiento público, sin embargo, aún no lo son.

En relación a este tema, la licenciada en bioquímica y gerente general de la empresa elaboradora de comida sana La Choca (www.lachoca.cl), Valerie Engler Taylor, sentencia que una de las cosas que a ella como profesional ligada a la nutrición le gustaría pedirle a este nuevo gobierno es que se trabajara a largo plazo en temas como la prevención del sobrepeso y la obesidad, “principalmente en niños, problema que hoy está tomando fuerza”, menciona.

 
     

“Actualmente, cerca del 40% de los niños chilenos tiene sobrepeso u obesidad. Un gran porcentaje de ellos se va a transformar en adultos obesos, lo que aumentará los índices de enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión, problemas a las articulaciones, etcétera”, comenta.

Entonces, para la profesional, la educación es el pilar fundamental para poder conseguir mejores resultados en este tema. Según su opinión, “hoy es un gran problema la falta de información en las personas de clase media y baja; no saben lo que están comiendo”, manifiesta.

Por esta razón, Valerie plantea que una de las labores que debe asumir este nuevo gobierno es lograr que en escuelas y colegios “se inculquen hábitos de alimentación y no sólo que se pasen las materias aisladas sobre nutrición saludable. Es necesario integrar el tema a todas las asignaturas impartidas para que los niños vayan internalizando lo que significa todo esto”, dice.

Además, considera que es de vital importancia “mejorar las clases de educación física y fomentar la actividad de los niños, tanto en el colegio como en sus casas o al aire libre, ya que el sedentarismo en ellos es realmente alarmante. Esto finalmente contribuye a que los pequeños presenten alteraciones en el peso y por lo tanto en su salud”, señala.

Para ella, sin duda, el ojo debe estar puesto en la educación, pues con ella “podemos empezar a modificar hábitos de alimentación”.

 
Nutrición y la ley
 

La presidenta nacional del Colegio de Nutricionistas Universitarios de Chile, Nelba Villagrán Arias, va aún más allá en esta proposición para hacer un llamado al nuevo gobierno, poniendo sobre la mesa variadas peticiones, todas muy válidas y necesarias para un mejoramiento en el ámbito nutricional de los chilenos.

Algunas de ellas tienen relación a la forma en cómo – hasta hoy – la nutrición se ha tomado dentro del sistema de salud nacional. Por tal razón dice que una de las necesidades fundamentales es que esta área de la medicina y específicamente la consulta libre de nutricionistas “se incorpore a Fonasa e isapres, pues actualmente existe esta posibilidad sólo para un grupo muy limitado de personas enfermas; el resto debe pagar consulta privada”, menciona.
 
Otra de las peticiones que Nelba Villagrán le hace al nuevo gobierno es “apoyar la agricultura orgánica y la producción de alimentos de alto aporte nutritivo como la quínoa y el amaranto”.
 

Por otro lado, menciona que es sumamente importante que dentro de la legislación se incluya “la exigencia de al menos una asesoría parcial de nutricionista en establecimientos privados que preparan y sirven alimentos, tales como los jardines infantiles, universidades o casinos de trabajadores”.

Y además –prosigue- “trabajar con la industria para que se produzcan alimentos sin grasas trans, libres de dioxina, acrilamida y de otros xenobióticos”, todas, sustancias químicas que afectan la salud de las personas. Para esto afirma que también es necesario “legislar y controlar en terreno frecuentemente (en ferias y supermercados) la cantidad de residuos químicos de plaguicidas y pesticidas en verduras y frutas”, añade.

Por último, la nutricionista y secretaria nacional del Colegio de Nutricionistas, Alicia Quiñonez Bustamante es enfática al menciona que en primer lugar debemos tener claro que “la salud es un derecho humano prioritario”, por lo que “el gobierno debe asegurar este derecho a todos los chilenos sin distinción (…) generando un mecanismo igualitario, desarrollando políticas con objetivos y financiamiento que lleven a la prevención y promoción de salud en todos los niveles que sea necesario, al mismo tiempo aumentar los recursos humanos con especialización, apoyados económicamente por el Estado”, sentencia.

Y entre las peticiones que a ella como profesional le gustaría que se hicieran realidad durante este periodo están las del reconocimiento de la carrera funcionaria y asegurar que la atención nutricional llegue a todo el país y mientras reconoce que ha habido muchos avances desde el punto de vista de la información a la comunidad acerca de estos temas, “no se ha avanzado en la disminución de las enfermedades relacionadas con la mal nutrición”.

Para poder avanzar, dice, “es necesario que la población tenga acceso a la información fidedigna de la composición química de los alimentos pudiendo así elegir con responsabilidad. Además es importante que esta información sea fácil de leer, ya que por ley la rotulación es obligatoria, pero la mayoría de la población no entiende el etiquetado”, afirma.

Con esto, ya hay suficiente material para que el nuevo gobierno ponga manos a la obra en cuanto a nutrición se refiere. El tema va mucho más allá de tener una buena figura, los índices nos colocan cerca de países que aunque desarrollados, tienen cifras alarmantes en cuanto a obesidad y enfermedades asociadas. ¡Ha trabajar se ha dicho!

 
Punto Vital Febrero 2010 ©
 
Artículos Relacionados
5 frutas y verduras al día: la fórmula perfecta
La difícil tarea de crear conciencia