Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ ALIMENTACION
 
 
 
Un documental que no deja indiferente al espectador
 
Food inc. y el negocio de los alimentos
A tres años de su estreno, el documental Food inc. sigue causando reacciones entre quienes tienen la oportunidad de ver esta cinta que se atrevió a denunciar – o al menos a poner sobre la mesa – a la industria alimenticia y los daños que ésta causa en los productos y en quienes diariamente los consumimos.
 
Carla González C.

Alimentos manipulados, contaminados y mal rotulados; algunos inyectados en demasía con hormonas y químicos; otros, procesados de maneras insospechadas. Personas enfermas por lo que comen, millones de obesos y una publicidad que cada vez nos atrapa más y más.

Las anteriores son algunas temáticas que plantea Food inc., documental creado a partir del libro Fast Food Nation y que bajo la dirección del cineasta Robert Kenner, logró instalarse como uno de los registros más llamativo de este género, pues su temática ahonda en un problema que nos compete a todos: la calidad de la alimentación.

Con frases como “más que terrorífica es una película importante” y “la película que siempre estuvimos esperando”, muchos críticos destacaron el trabajo de Kenner, quien supo plantear el tema de la industria alimentaria de tal forma que incluso dejó al descubierto la manera como muchas veces alimentos como la carne, las frutas y las verduras son tratadas antes de llegar a nuestra mesa.
 
“No hay estaciones del año en el supermercado norteamericano. Ahora hay tomates todo el año, cultivados alrededor del mundo, cosechados cuando aún están verdes y forzados a madurar con gas etílico y aunque parece un tomate, resulta ser una especie de noción de un tomate. O sea, es la idea de cómo se hace un tomate” (extracto de Food inc.)

De esta manera, Food inc. es algo así como una oportunidad para descorrer el velo que todavía mucha gente tiene con respecto a los alimentos. La realidad es que no sabemos mucho – casi nada – de la procedencia de los productos que adquirimos, por ejemplo en el supermercado y eso es grave si pensamos en todas las consecuencias que un alimento lleno de químicos puede ocasionarle a nuestro organismo, quizás no ahora, pero sí en unos años más.

Lo bueno es que este documental también tiene un lado positivo y en él nos muestra la responsabilidad que cada uno tiene al momento de adquirir un producto. En ese sentido apela a una suerte de “poder” que como consumidores tenemos a la hora de exigir que los alimentos procesados estén debidamente etiquetados, saber de dónde provienen, cuál es la temporada del año en la que debe estar en una estantería, etcétera.

Ser un consumidor responsable. Ésa pareciera ser la invitación que finalmente nos hace este documental, donde se menciona que todos podemos colaborar de alguna manera, por ejemplo eligiendo de forma consciente cada vez que pagamos por un alimento y exigiendo productos de calidad en cada compra.
Después de ver Food inc. es inevitable pensar en qué compraremos la próxima vez que vayamos al supermercado. La idea como mencionan la cinta, es que en el futuro los productos sean cada vez menos adulterados y que permitan a quien los consuma sentirse mejor y con energía y no enfermos ni con la pesadez a la que hoy nos estamos acostumbrando.

 
Trailer de Food Inc.
 
 
Punto Vital Noviembre 2011 ©
 
Artículos Relacionados
Ojo con lo que comes por $1.300
¿Sabes qué es lo que estás comiendo?
“A carne é fraca”: una mirada que a veces queremos obviar
Chatarra biónica
Cuando el poder y el lucro pueden más
Alimentación: “lucro versus calidad”