Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ ALIMENTACION
 
 
 
El calcio es fundamental para tener huesos sanos toda la vida
Este mineral presente principalmente en lácteos y pescados contribuye al desarrollo y mantenimiento de huesos y dientes sanos.
 
Equipo Redacción Punto Vital
 

Su nombre suena en forma recurrente cuando se desea que los hijos tomen leche. ¡Tómese toda la leche para que crezca y sea fuerte!, decían abuelas y madres para convencer a los pequeños. ¡Mucha razón tenían!

El calcio debe ser uno de los aportes nutricionales más importantes en la alimentación de grandes y chicos. Su consumo en las diferentes etapas del crecimiento humano resulta decisivo para el desarrollo y mantención de la masa ósea.

Casi como una “inversión” a futuro, el aporte del calcio en las primeras etapas de la vida es fundamental para tener estructuras esqueléticas firmes y prevenir fracturas y lesiones aún más graves durante la tercera edad.

Es así como el calcio debe estar presente en cantidad suficiente en la alimentación de niños, jóvenes, embarazadas y adultos mayores.

Se sabe que en gran parte el calcio que está en el organismo se concentra en los huesos y dientes. Por ello, este mineral es también necesario para mantener dientes y encías sanos, a la vez que contribuye a la transmisión de impulsos nerviosos, ayuda a la coagulación de la sangre y al buen funcionamiento del corazón, entre otras funciones.

 
Efectos del bajo consumo
 

Cuando una persona presenta un bajo consumo de calcio en la alimentación diaria, el organismo comienza a ver resentida la salud de sus estructuras óseas.

Y es que ante un período prolongado sin consumir suficiente calcio, los huesos -y también los dientes- se empiezan a mostrar frágiles y con serio riesgo de fractura o lesión.

Esto contribuye a aumentar los riesgos de osteoporosis o pérdida gradual de masa ósea, que puede implicar fracturas (en muñecas, caderas o columna), disminución de altura, dolor de caderas y columna y aumento de curvatura espinal.

La osteoporosis, que en Chile se presenta en el 50% de mujeres sobre los 35 años, se debe a un aumento de la fragilidad ósea, baja densidad mineral y un deterioro de la estructura del hueso.

Esta enfermedad, que se da más en mujeres que en hombres, es más frecuente después de los 50 años, generalmente en relación a casos de menopausia.

Frente a esta enfermedad, el mejor tratamiento es sin duda la prevención, basada en una alimentación saludable, rica en calcio, vitaminas y proteínas, además de establecer pautas de vida activa y evitar el alcohol, la cafeína y el tabaco.

 
Punto Vital Noviembre 2006 ©