Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ ALIMENTACION
 
 
 
Hoy hay más conciencia con respecto a la importancia de las comidas
 
Un pequeño gran antioxidante
Los berries – conjunto de frutos muy ricos en antioxidantes – están siendo cada vez más populares en la dieta de los chilenos. Frutillas, moras, arándanos y frambuesas son parte de estos pequeños alimentos que hoy están representando muy bien a nuestro país en el extranjero.
 
Carla González C.
 

Más allá de las manzanas, los plátanos y las peras, existe un mundo aún más grande de frutas, las que además de poseer un muy buen sabor, tienen cualidades nutricionales tan importantes que incluso estudios las han certificado como productos importantísimos dentro de la prevención y tratamiento de algunas patologías.

Hablamos de lo berries, “grupo de frutos dentro de los que se encuentran el arándano, las frambuesas, la mora, frutilla y grosella, entre otros, que crecen en arbustos y cuyo nombre proviene del aspecto comercial (no botánico). También son llamados frutos del bosque”.

Así los define Marcela Salazar Caroca, nutricionista de Clínica Dávila quien menciona que entre las características principales de estos frutos se cuentan su reducido tamaño y su sabor, el que califica de “muy sabroso y particular”.

 
En nuestro país existe una gran variedad de berries. Algunos de ellos - utilizados para la comercialización - son los arándanos, frambuesas, moras, frutillas y zarzaparrillas, Además, existen las bayas nativas donde se cuentan la frutilla chilena, la murtilla, maqui, calafate, chauras, miñe – miñe, entre otros.
 

Por otro lado, la nutricionista cuenta que los berries poseen cualidades que resultan muy beneficiosas para quienes los consuman. Con respecto a aquello, dice que estos frutos trabajarían muy bien en “la prevención de enfermedades relacionadas con mutaciones, tumores malignos, daños en la retina, el hígado, el sistema nervioso o disfunciones en la memoria.

Además, agrega que serían también un buen aporte terapéutico, esto por poseer efectos de tipo antioxidante, antiinflamatorio y anticancerígeno. De esta manera, enfermedades como el cáncer y los males de Alzheimer y Parkinson – asociados a estrés oxidativo e inflamación de ciertos tejidos – podrían verse beneficiados.

Para Salazar, las virtudes antes señaladas de estos frutos, “bloquean la producción de enzimas que necesita la célula cancerosa para multiplicarse y producir tumores; frena el estrés oxidativo actuando como neuroprotector y protege a las neuronas de procesos neurodegenerativos, disminuyendo el daño oxidativo del cerebro”, comenta.

A lo anterior agrega además que “los berries son de bajo índice glicérico y rico en fibra”, factores que ayudarían en la disminución de la tasa de absorción de glucosa, favoreciendo de esta forma el manejo de la diabetes.
Según las palabras de la especialista de Clínica Dávila, “la medicina moderna señala que mediante una dieta rica en frutas y verduras – en la que se incluya el consumo diario de berries – es posible incorporar al cuerpo grandes cantidades de antioxidantes”, esto debido a que estos frutos contienen polifenoles, antocianos, taninos y ácido elágico. Además son una buena fuente de ácido ascórbico (vitamina C) y ácido fólico”, sentencia.

En cuanto a su aporte calórico, Marcela Salazar dice que estos alimentos son además “bajos en calorías, contienen mucha fibra, presentan propiedades antioxidantes, poseen altos niveles de vitamina C y cero de colesterol”, es decir, productos muy recomendables para su consumo.

Y con respecto a la diferencia calórica que tendrían entre ellos, la especialista afirma que “no tienen diferencias, sólo cantidad de antioxidantes y fibra. Ahí destacan las moras”, asegura.

 
X 100 gr.
Calorías
Proteínas gr.
Lípidos gr.
Hidratos de Carbono gr.
Fibra gr.
Arándano
42
0,3
0,5
11,6
1,7
Frambuesa
40
1,0
0,6
8,0
6,0
Frutilla
40
0,7
1,0
7,0
2,0
Mora
37
0,9
1,0
6,0
9,0
Grosella
50
1,4
0,2
12,1
3,4
 
Los berries hoy
 

Desde un tiempo a esta parte, los berries han sido motivo de varios estudios que destacan sus cualidades y que incluso potencian a los frutos originarios de nuestro país por sobre los que se cultivan en el extranjero.

En este contexto, Marcela Salazar comenta que tanto en el INTA como en la Universidad de Chile, se “analizaron los niveles de antioxidantes de berries chilenos en relación a los extranjeros” y desde allí – dice – se desprendió “que algunas variedades chilenas tienen 30 a 40% de niveles de antioxidantes más altos”, como es el caso de las moras y los arándanos cultivados entre la quinta y la décima regiones.

 
     

Asimismo, la nutricionista cuenta que ha habido otras investigaciones, esta vez realizadas fuera de Chile particularmente en el departamento de agricultura de Estados Unidos, que han puesto el ojo sobre la relación antioxidante/colesterol HDL, donde este último “aumentaría hasta un 10% reduciendo casi a la mitad el riesgo de enfermedades cardiovasculares”.

Por último, menciona que en varios países como USA, Israel y China, se comprobó que “el jugo de arándano tiene propiedades anti-adherentes que evitan que la Helicobacter Pylori (bacteria responsable de la mayoría de las úlceras) se adhiera a paredes del estómago”, dice.

 
La especialista de Clínica Dávila dice que los berries pueden consumirse de diferentes formas: frescos sin pelar, como puré, salsas, jugos y mermeladas. También pueden ser agregados al yogurt, helados, avena y panqueques. “Se pueden combinar con cualquier fruta o postre y al mezclarlos con lácteos, enriquece su valor nutritivo al aportar otros nutrientes”, manifiesta.
 

Con todo lo anterior, no queda más que atreverse y probar cualquiera de estos frutos, ya que al parecer todas las cualidades que hemos mencionado han sido certificadas a través de múltiples y rigurosas investigaciones. Y si se ha comprobado que estas frutas son de mejor calidad en los cultivos chilenos, tenemos aún más razones para probarlas.

Para conocer más de cerca algunos de estos berries, Marcela Salazar nos entrega una referencia de cuatro de estos exquisitos frutos del bosque.

Arándano: destaca por su efecto antibiótico, antioxidante y desinflamatorio. Algunos estudios han demostrado que su consumo ayuda a evitar algunos tipos de cáncer. Al ser un buen antioxidante, aumentan el colesterol bueno y retrasan el proceso de envejecimiento.
Además, por su contenido en ácido hipúrico alivia síntomas de infecciones y disminuye la necesidad de recibir antibióticos.

Frambuesa: esta deliciosa fruta es una rica fuente de vitamina C. Además contiene pequeñas cantidades de calcio, potasio, hierro y magnesio, minerales vitales que son absorbidos eficazmente por nuestro organismo gracias a la vitamina C. Posee fibra que ayuda a mejorar el tránsito intestinal.

Frutilla: cuando científicos norteamericanos se pusieron a medir el poder antioxidante de doce frutas comúnmente consumidas, comprobaron que en una relación gramo a gramo, la frutilla se destaca por sus contenidos de vitamina C, E y betacarotenos; los tres antioxidantes por excelencia.

Moras: extremadamente ricas en vitamina E. Esto las convierte en una gran ayuda para el tratamiento y la prevención de problemas circulatorios. Son asimismo una buena fuente de vitamina C, lo que junto a la vitamina E, las convierte en una fruta con poderosas propiedades antioxidantes.

 
La nutricionista de Clínica Las Condes, Daniela Ghiardo Soto comenta que en cuanto al consumo de los berries, “lo ideal es incluirlos como colaciones a media mañana o de postre, no mezclar con miel u otro endulzante (pues ya contienen azúcar en forma natural). Es excelente para llevar al colegio a media mañana”, indica.
 
Punto Vital Marzo 2010 ©
 
Artículos Relacionados
Arándanos: salud y sabor
Una planta con muchas cualidades